Internacional Multimedia Primera plana Religión Rusia Vídeos

– Rapea tus pecados: ¿por qué la Iglesia Ortodoxa apuesta por el hip hop? (vídeos).-

Para muchos, la música rap está relacionada con escándalos, extravagancias y estética gánster. No obstante, esto no siempre es así. En los últimos años, en Rusia ha aumentado la cantidad de sacerdotes de la Iglesia Ortodoxa que utilizan estos ritmos para predicar entre los más jóvenes.-

Sputnik te explica a qué se debe esta nueva tendencia religiosa.

Rector del rap ortodoxo

© Foto: Maxim Kurlenko.-

El padre Maxim difunde la palabra de Dios a ritmo de hip hop. Años atrás no vestía una sotana, sino que era fácil verlo con pantalones anchos, pulóveres —sudaderas— y calzado deportivo. Conocido en aquellos tiempos como DJ Max, era vocalista y DJ de la banda de hip hop EK Playaz. Tras consagrar su vida a la religión ha pasado a llamarse MC Nastoyátel, un nombre que hace referencia a la palabra rusa para definir al rector de un templo.

Muchas de sus letras están dedicadas a reflexiones sobre Dios y el espíritu humano.

Sentimos el dolor de otros, pues estamos vivos
Sentimos el dolor ajeno, pues estamos por encima del provecho
Sentimos el dolor de otros, pues estamos por encima del despojo
Respiramos la eternidad, pues nos alejamos del despojo

Hoy día, el padre Maxim es el rector de un templo en un pueblo de la región rusa de Chuvasia, a donde se mudó en 2004 desde la ciudad de Ekaterimburgo, la cuarta mayor de Rusia. Decidió entonces usar su talento como cantautor de rap para servir a Dios. Además de su parroquia, tiene a miles de fieles seguidores en internet.

“Para los feligreses, soy un sacerdote en el sentido clásico de la palabra. Allí, en el pueblo, los que acuden al templo en su mayoría son ancianos, abuelitas y abuelos. Tal vez incluso ni sepan que escribo rap”, confesó el padre Maxim en una entrevista.

En agosto, MC Nastoyátel lanzó su cuarto álbum, en el cual, además de temas religiosos, le pone música a versos de célebres poetas rusos.

En la diócesis a la que pertenece Maxim no ven ninguna inconveniencia en su actividad musical. En 2016, su tema ‘Staromoden’ (‘Pasado de moda’, en ruso) tuvo repercusión en la comunidad artística no solo porque su letra llamaba a una mayor modestia y al abandono de “la obscenidad”, sino también porque fue compuesto en colaboración con el pastor protestante Maxim Kravtsov, una colaboración musical interconfesional inédita hasta la fecha.

Estoy pasado de moda: creo en la belleza del alma,
En que la inocencia le queda mejor a las jóvenes.
No un kilogramo de maquillaje, un escote profundo, ni el brillo artificial,
Sino el brillo de sus ojos que irradia la luz de su alma cristalina.

Confiésate con un rap

En las calles de San Petersburgo podrás encontrarte con un joven con la palabra ‘Confiésate’ escrita en color dorado sobre su vestimenta, adornada con cruces. Camina con la Biblia en la mano y, a ritmo de rap, llama a los peatones a confesarse.

¡Confiésate! No bebas, no tengas resaca.
Con MC Pokaisia encuéntrate en Petersburgo.
Escucha la gracia divina.
Consume solo alimentos para tu mente.

En los últimos 10 años, MC Pokaisia —de la palabra rusa ‘confiésate’— se ha convertido en una verdadera leyenda de San Petersburgo. No obstante, no fue hasta hace poco que sus palabras se hicieron populares en toda Rusia gracias a internet. El joven no es un sacerdote en el sentido estricto de la palabra. Ni siquiera se identifica con la iglesia y dice ser un mero seguidor y predicador de la palabra de Dios.

“Con-con-confiésate, déjate de tonterías”, podría ser su frase más popular.

“La Iglesia Ortodoxa lo estudia a fondo”

En 2012, la diócesis de Tula, en el centro del país, desarrolló un programa de misiones para jóvenes según el cual en cada decanato se realizó un concierto de rap. El artista elegido fue Antón Panchenko, un joven ingeniero que estudiaba en el seminario local.

La iniciativa tuvo gran repercusión en la comunidad eclesiástica: algunos consideraban el hip hop como una mala forma de ganar nuevos feligreses; otros creían todo lo contrario, que era una maravillosa plataforma para atraer a los más jóvenes.

“Nuestra jerarquía nos llama a prestar atención a la necesidad de predicar usando los medios que nos brinda la cultura moderna, de la que también forma parte el rap. Yo conozco a cristianos ortodoxos que aman, escriben e interpretan canciones rap”, dice al respecto el vicepresidente del Departamento misionero sinodal del Patriarcado de Moscú, el higúmeno Serapión.

En los últimos años aparecieron varios colectivos de rap ortodoxo en las ciudades de Voronezh, Krasnodar y Ekaterimburgo, entre muchas otras localidades. Según el padre Serapión, con la bendición del patriarca Kiril, en el seno de la Iglesia Ortodoxa rusa funciona un grupo de trabajo que estudia las diferentes subculturas juveniles. Según sus palabras, este grupo se toma el hip hop “en serio”.


El Disidente

Deja un comentario